La experiencia, es un grado

Más de 15 años de experiencia nos avalan como profesionales en el sector de la seguridad física. Nos hemos convertido en referente en materia de seguridad tanto en el ámbito doméstico como en el profesional.

No solo realizamos instalaciones y reparaciones de cerrajería, cajas fuertes, armeros, puertas blindadas y acorazadas, sino que también nos hacemos cargo de la seguridad de tu hogar y negocio.

Te asesoramos y protegemos frente a ataques a la propiedad e intrusiones de cualquier tipo. Y como sabemos que la confianza lo es todo en nuestro negocio, te vamos a contar brevemente nuestra historia. ¿Nos sigues leyendo?

Nuestros inicios: Servicios de cerrajería

Empezamos realizando trabajos de cerrajería del nivel más básico, asistiendo a urgencias por todo Barcelona y haciendo aperturas y cambios de cerraduras comunes para empresas externas.

Según fuimos adquiriendo experiencia y mejorando nuestras instalaciones y habilidades,  nos percatamos de que nuestras inquietudes iban más allá que un simple cambio de cerradura: Comprendimos que nuestra verdadera vocación era la de proporcionar seguridad a las personas en sus hogares.

En ese punto, decidimos arriesgar y crear, con mucha ilusión, nuestra propia empresa de servicios de cerrajería sin saber que muy pronto nuevos retos se pondrían en nuestro camino.

Llegan las cajas fuertes

A diferencia de otra empresas del sector, decidimos apostar por un campo dentro de la seguridad física, que hasta el momento no habíamos querido afrontar: Las cajas fuertes.

La demanda en este sector aumentaba y tras mucha tenacidad, aprendizaje y dedicación, nos abrimos paso hasta convertirnos en un referente.

A partir de entonces, comenzamos a dar servicio de aperturas y reparaciones en todo tipo de cajas fuertes de uso doméstico y profesional, a diversos clientes:

  • Particulares
  • Negocios de todo tipo
  • Empresas para las que habíamos trabajado en nuestros inicios. 

Y por fin, las puertas acorazadas

Nosotros, que llevábamos tanto tiempo arreglando los destrozos que los ladrones hacían en las puertas de los domicilios ajenos, sabíamos que había que ofrecer una solución definitiva: Incluso las puertas blindadas estaban siendo vulneradas, y las cerraduras de alto grado de seguridad habían dejado de serlo.

Los nuevos sistemas de intrusión como el bumping, y las herramientas de ganzuado eran los nuevos enemigos.

Por ello, decidimos instalar puertas acorazadas de grado homologadas. Poco a poco nos introducimos en el sector de las puertas acorazadas, buscando fabricantes, probando marcas, aprendiendo de nuestros errores y formando un buen equipo de instaladores. Y es ahora, por fin, cuando podemos decir que SÍ:

  • Si, podemos proteger tu vivienda.
  • Sí, podemos ofrecerte un producto definitivo
  • Sí, está a tu alcance.